La revolución eléctrica es urbana


     

    El equipo de la vuelta eléctrica a España recorre Barcelona en un Smart, uno de los cero emisiones que ofrece nuevas posibilidades para una movilidad sostenible.

    Catorce etapas que suman cerca de 2.000 kilómetros pasando por diecinueve provincias. Como si fuese la competición de ciclismo, Endesa está haciendo la vuelta a España. No en bicicleta, sino en vehículo eléctrico.

    Iban en un Smart. Su matriz, que le une con Mercedes, Daimler, ya invierte el triple de recursos en la mejora de los vehículos eléctricos que en los convencionales. El Smart, con su etiqueta azul de “cero emisiones” proporcionada por la Dirección General de Tráfico (DGT), podrá circular sin problemas, incluso si se plantea el cierre completo a cualquier vehículo de combustión. Pero desde ya, el Smart y cualquier otro vehículo eléctrico goza de mayores beneficios a la hora de aparcar y abonar impuestos: están exentos de pagar en las zonas de aparcamiento regulado (SER), no deben costear el impuesto de matriculación y pueden circular libremente por el carril VAO.

    El sistema de aviso de colisión, con radar frontal, de los Smart electrificados, mejora el proceso de recarga por inercia, en las desaceleraciones y frenadas. “El radar calcula continuamente el espacio que tiene por delante el vehículo y si percibe que puede utilizar la inercia para recargar, empieza a recuperar energía”, explica Juan de la Rocha, portavoz de Smart en España. Esta función es útil en lugares donde la circulación se detiene a menudo, como en las ciudades. “En una retención consigues optimizar mucho el uso del vehículo si conectas el modo “eco”, sobre todo para alargar la autonomía”, agrega De la Rocha. Un atasco nunca había sido tan provechoso.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Actualidad AutoBeltran